La ola del iriminage

Ricardo Torres Medrano

La Gran OlaLa Gran Ola del Kanagawa: Esta es una obra realizada entre 1823 y 1829 por Katsushika Hokusai, y se conserva actualmente en el Metropolitan Museum de Nueva York [1] . En ella puede observarse un océano amenazador en el cual se eleva desafiante una ola de dimensiones inusuales decidida a destruir aquello que encuentre a su paso. La burbujeante espuma salpica las tradicionales y precarias embarcaciones, hasta llegar indiferentemente a hacerlas zozobrar. Sobre una tarde gris amenaza una tormenta y el célebre Fujiyama con su legendario pico nevado irrumpe majestuoso, como admirando atónito y sin respuesta la faz de Dios [2]. Sus características más relevantes pueden ser:

  1. Colores sin matiz, pero sin perder intensidad.
  2. Diferencias entre materia, forma y volumen.
  3. Uso de la diagonal y línea del horizonte ubicada a lo alto con figuras escalonadas.
  4. Uso de diferentes puntos de vista, con composiciones asimétricas.
  5. Preferencia por las formas alargadas.
  6. Hincapié en los detalles.
  7. Visión hedonista de la vida.
  8. Muestra de situaciones insólitas.
  9. Uso de siluetas.
  10. Cielo color vainilla

El TsunamiEl Tsunami: "Tsunami" es una palabra de origen japonés que significa "ola de puerto" y se utiliza para hacer referencia a grandes olas oceánicas que irrumpen en los puertos. Los Tsunami se originan por movimientos sísmicos submarinos o por huracanes. El Tsunami que apareció en la isla japonesa de Ishigaki, en 1971, des-prendió un bloque de coral de 750 toneladas y lo arrojó a más de 2500 metros tierra adentro. Los Tsunamis se desplazan a grandes velocidades y, según sus magnitudes, pueden causar daños materiales y pérdidas de vidas. Son fenómenos periódicos que ocurren en el mar, generados por disturbios que impulsan y desplazan verticalmente la columna de agua, originando además un tren de ondas largas. Su período puede variar desde varios minutos hasta una hora; se propagan a gran velocidad en todas direcciones desde la zona de origen, y cuyas olas al aproximarse a las costas alcanzan elevadas alturas, descargando su energía, infligiendo destrucción e inundaciones. Los mecanismos generadores de tsunamis son:

  1. Rupturas del fondo marino producidas por terremotos, de magnitud superiores al 6.5 en la escala de Richter, que provocan levantamientos o hundimientos de la corteza con el consiguiente desplazamiento de la columna de agua: 96%.
  2. Erupciones volcánicas submarinas: 3%.
  3. Deslizamientos en el talud continental: 0.8%.
  4. Flujo hacia el mar de corrientes de lava.
  5. Desprendimiento de glaciares.
  6. Explosiones nucleares detonadas en la superficie o en el fondo del mar.

TsunamiEs poco probable que terremotos de hipocentros no profundos (menores a 60 km), con magnitudes inferiores a 6,4 en la escala de Richter generen un tsunami. Mientras que aquellos con magnitudes superiores a 7,75 pueden originar tsunamis de alto riesgo. Dado su origen, los tsunamis son muy frecuentes en el océano Pacífico; en el período considerado entre 1900 y 1986 fueron observados 247 tsunamis en el Pacífico de los cuales 29% se generaron cerca de Japón. Toda onda tiene un efecto orbital que alcanza una profundidad igual a la mitad de su longitud de onda; así una ola generada por el viento sólo en grandes tormentas puede alcanzar unos 300 metros de longitud de onda, lo cual indica que ejercerá efecto hasta 150 metros de profundidad. Debido a la gran longitud de onda estas olas siempre tocan el fondo, ya que la profundidad siempre es inferior a la mitad de la longitud de onda (valor crítico que separa las olas de agua profunda de las olas de aguas someras). En consecuencia, en todo punto del océano, la velocidad de propagación del tsunami depende de la profundidad oceánica y puede ser calculado en función de ella. Al aproximarse a las aguas bajas, las olas sufren fenómenos de refracción y disminuyen su velocidad y longitud de onda, aumentando su altura.

Los tsunamis tienen normalmente longitudes de onda que superan los 50 kilómetros y pueden tener hasta 1000 kilómetros; en tal caso, el efecto es constante y vigoroso en cualquier parte del fondo marino. La magnitud de los efectos de un tsunami en áreas costeras, va a depender de una serie de factores físicos y de la existencia o no de emplazamientos humanos. De este modo, a continuación se describen escalas de intensidad de tsunamis, su poder destructor, sus efectos en la costa y daños ocasionados. La fuerza destructiva del tsunami, depende de los siguientes factores:

  1. Magnitud del fenómeno que lo induce.
  2. Influencia de la topografía submarina.
  3. Distancia a la costa desde el epicentro donde ocurrió el fenómeno.
  4. Forma de la línea de la costa.
  5. Influencia de la orientación de una bahía respecto al epicentro.
  6. Presencia o ausencia de corales o rompeolas.
  7. Estado de la marea al momento de la llegada del tsunami.
  8. Influencia de la topografía de la superficie.

TsunamiLa llegada de un tsunami se manifiesta por un cambio en el nivel del mar, generalmente se presenta un aumento o recogimiento previo de las aguas; esta situación suele dejar descubiertas grandes extensiones del fondo marino. Daños causados por tsunami:

  1. Daños producidos por el momento del flujo.
  2. Daños producidos por la inundación.
  3. Daños producidos por socavamiento:

Los tsunamis se encuentran entre los más terribles y complejos fenómenos físicos, son eventos naturales extremos, poco frecuentes, pero de rápida generación, responsables de numerosas pérdidas de vidas y extensa destrucción en localidades costeras [3].

El Irimi-Nage: Los movimientos del Irimi-Nage representan en su culminación el ciclo completo de una ola, cuyo efecto corresponde a la armonía interna de su estructura. Esto es, podemos comparar la calidad técnica de un practicante de acuerdo a su experiencia y habilidad, con la forma interna de una ola que comienza con un remolino para desplegar todo su poder en el momento de su desborde final. El Irimi-Nage tiene tres características, como el resto de las artes de Aikido. A saber:

  1. Eficacia: Para que cumpla con su propósito.
  2. Contundencia: Para que se efectúe sólo una vez.
  3. Proporcionalidad: Para que se adecue a la intensidad, velocidad e intención del Uke.

Irimi NageEllas se pondrán de manifiesto de acuerdo a las características de las circunstancias en que se manifieste el arte como tal. Dada su circularidad permanente, el Irimi-Nage es quizás una de las artes más representativas del Aikido, pues coincide por completo con la propuesta del Arte en general, ya que antepone los movimientos circulares y disuasivos a través del desequilibrio, a los lineales y conflictivos mediante el choque inevitable. La gran ola tsunami del Kanagawa como el Irimi-Nage del Aikido, despliegan su potencial aprovechando la fuerza que brindan las leyes de la Naturaleza; con la diferencia que la primera describe un fenómeno cuyos efectos son impredecibles, porque la mayoría de las veces las causas se originan en las recónditas entrañas de la tierra, obedeciendo muchas veces a designios que escapan a nuestra capacidad de investigación; mientras que la segunda es una experiencia cuyo grado de control surge de la experticia del practicante que la ejecuta, y asimismo debido a su nivel de conciencia puede determinar la eficacia, contundencia y proporcionalidad de sus efectos.




RDLPD Año XX

Río de la Plata Dojo en Facebook

Unión Argentina de Aikido Aikikai en Facebook

La Protectora